López 1555. 2.3.

2.3.0

¶ Titulo .III. Qual deue el rey ser en si mismo e primeramente en sus pensamientos.

OMe segund natura, ha en si tres cosas. La vna es pensamiento, en que asma los fechos que ha de fazer. La otra es palabra con que los muestra. La tercera obra con que aduze a acabamiento lo que piensa. E por esso, pues que en el titulo ante deste fablamos, quel deue el rey ser quanto a Dios, queremos a dezir qual ha de ser en si mismo en los pensamientos, que cosa es pensamiento, e por que ha assi nome, e onde nasce. E como ha de ser fecho. E sobre que cosas para nascer ende bien. E en cada vna de las leyes deste titulo demostraremos el daño, que viene del quando non es fecho como deue,

2.3.1

¶ Ley .I. Que cosa es pensamiento, e por que ha assi nome.

PEnsamiento es cuydado en que asman los omes, las cosas pasadas e las de luego, e las que han de ser. E dizenle assi, porque con el pesa el ome todas las cosas de que le viene cuydado a su coraçon.

2.3.2

¶ Ley II. Onde nasce el pensamiento, e como deue ser fecho.

NAsce el pensamiento del coraçon del ome, e deue ser, non con saña, ni con grand tristeza, nin con mucha cobdicia, nin rebatosamente:mas con razon e sobre cosas, que vengan pro, e de que se pueda guardar de daño. E por que esto se pueda mejor fazer, dixeron los sabios que ha menester, que el rey guarde su coraçon en tres maneras. La primera, que non lo buelua en cobdicia nin en grandes cuydados, para auer honrras, sobejanas, e sin pro. La segunda, que non cobdicia grandes riquezas ademas. La tercera, que non ame de ser muy vicioso. E cada vna destas tres maneras se demuestra, adelante en las leyes deste titulo assaz complidamente. Assi como los sabios antiguos lo departieron.

2.3.3

¶ Ley .III. Como el rey, non deue cobdiciar en el coraçon honrra sobejana, e sin pro.

SObejanas honrras, e sin pro non deue el rey cobdiciar en su coraçon, an te se deue mucho guardar dellas, porque lo que es ademas, non puede durara, e perdiendose, e menguando, torna en deshonrra. E la honrra que es desta guisa, siempre viene daño della, al que la sigue, nasciendole ende, trabajos e costas grandes, e sin razon menoscabando lo que tiene, por lo al que cobdicia auer. E sobre esto dixeron los sabios, que non era menor virtud guardar ome lo que tiene, que ganar lo que non ha. E esto es, porque la guarda auiene por seso, e la ganancia por auentura. E por ende el rey que guarda su honrra de guisa, que toda via cresce en ella, e non la mengua, e sabe guardar lo que tiene, de manera que lo non pierda, por lo al que cobdicia ganar: e aqueste es tenido por de buen seso, e que ama lo suyo, e es sabidor de lo leuar a bien. E aquel que esto faze guardarle ha dios en este mundo, que non resciba deshonrra de los omes, e en el otro, que non sea deshonrrado con los males en el infierno.

2.3.4

¶ Ley .IIII. Como el Rey non deue mucho cobdiciar, en su coraçon grandes riquezas ademas.

RIquezas grandes ademas, non deue el rey cobdiciar, para tener las guardadas, e non obrar bien con ellas. ca naturalmente, el que para esto las cobdicia, non puede ser, que non faga grandes yerros, para auerlas: lo que non conuiene al rey en ninguna manera. E aun los santos, e los sabios se acordaron en esto: que la cobdicia es muy mala cosa. Assi que dixeron por ella, que es madre, e rayz de todos los males. E avn dixeron mas, que el ome que cobdicia grandes tesoros allegar, para non obrar bien con ellos: maguer los aya, non es ende Señor mas sieruo: pues que la cobdicia faze, que non pueda vsar dellos, de manera, que le este bien. E atal como este llaman auariento, que es grand pecado mortal, quanto a dios, e grand mal estança al mundo. Ca si todo ome yerra que esto faze, quanto mas Rey, a quien dios dara pena, porque obro mal, y escasamente de los bienes que el le dio.

2.3.5

¶ Ley .V. Que el rey non deue cobdiciar ser muy vicioso.

NOn conuiene al rey cobdiciar ser muy vicioso. Ca el vicio ha en si tal natura, que quanto el ome mas lo vsa, tanto mas lo ama. E desto le uine grandes males e mengua el seso, e la fortaleza del coraçon: e por fuerça ha de dexar los fechos quel conuienen de fazer por sabor de los otros, en que halla el vicio. E de mas quando el ome mucho se ha a el vsado, non se puede despues partir del, e tomalo por costumbre: de manera que se torna como en natura. E todas estas cosas, que de suso son dichas que fablan en guarda del coraçon, acuerda con la palabra que el rey Salomon dixo, que en todas guisas deue ome punar, en guardarlo como cosa, onde sale vida e muerte. E nuestro Señor jesu Christo dixo vna palabra, que acuerda con esto: quando los judios le preguntaron que por que los sos discipulos passauan los mandamientos de la ley, que non lauauan sus manos, quando comian: e el respondioles: que muy mas la passauan ellos, que comian las manos lauadas, e tenian los coraçones llenos de maldades: e mostro les por derecha razon, que non ensuziaua al ome comer las manos por lauar: mas los malos pensamientos, que salen del coraçon, onde vienen las malas obras assi como omicidios, e furtos, e adulterios, e otros muchos males. E por ende el Rey ha de lacerar, para fazer assi mismo bueno, e ha menester, que non tome vicio ademas. Ca segund dixeron los sabios, non puede ome ganar bondad sin grand afan, por que el vicio es cosa, que aman los omes naturalmente, e la bondad es saberse guardar, que por vicio non fagan cosa quel es este mal. Otrosi el rey que ha de auer cuydados e trabajos, para mantener su pueblo en justicia e en derecho, non ha de tomar tanto del vicio, que le estorue en ello, ca dexando el por sabor de su cuerpo bondad: sin la auoleza, e la mal estança que faria, quanto a lo deste mundo dar ley e dios por pena en el otro mundo todos los desabores que ser podrian porque se echara, a seruir: mas a la su voluntad, que non al seruicio, que era tenudo de fazerle.


Transcripción: Isabel Acero Durántez
Codificación XML / HTML y revisión: José Manuel Fradejas Rueda


CITA

Acero Durántez, Isabel (2019), «López 1555. 2.3.», en José Manuel Fradejas Rueda (ed.) 7PartidasDigital, https://7partidas.hypotheses.org/4870 [fecha de acceso]


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.