López 1555. 2.6.

2.6.0

¶ Titulo .VI. Qual deue el Rey ser a su muger e ella a el.

EScogidas seyendo las cosas, por buenas, fazen a los que las han, que las amen, e que las precien, e que las guarden. Onde pues que en el titulo ante deste, fablamos de qual deue el rey ser en sus obras, queremos aqui dezir, qual deue ser a su muger. E primeramente mostraremos quales cosas deue el Rey catar en su casamiento. E que cosas deue fazer a su muger.

2.6.1

¶ Ley .I. Quales cosas deue el Rey catar en su casamiento.

CAsamiento, es cosa que segund nuestra ley, despues que es fecho, non se puede partir: si non por razones señaladas, assi como se muestra en la quarta partida deste libro. e por ende deue el Rey catar, que aquella con quien casasse aya en si quatro cosas. La primera que venga de buen linaje. La segunda que sea fermosa. La tercera, que sea bien acostumbrada. La quarta que sea rica. Ca en quanto ella de mejor linaje fuere, tanto sera el mas honrrado por ende,e los fijos que della ouiere seran mas honrrados, e mas en cura tenidos. Otrosi, quanto mas fermosa fuere, tanto mas la amara, e los fijos que della ouiere, seran mas fermosos, e mas apuestos, lo que conuiene mucho a los fijos de los Reyes, que sean tales que parezcan bien entre los otros omes. E quanto de mejores costumbres fuere, tanto mayores plazeres rescibira della, e sabra mejor guardar la honrra de su marido, e de si misma. Otrosi, quanto mas rica fuere, tanto mayor pro verna ende al Rey, e al linaje que della ouiere, e avn a la tierra do fuere. E quando el Rey ouiere muger, que aya en si todas estas cosas sobredichas, deuelo mucho gradescer a dios, e tenerse por de buena ventura. E si tal non la pudiere fallar, cate que sea de buen linaje, e de buenas costumbres. Ca los bienes que se siguen destos dos, finca siempre en el linaje, que della desciende. mas la fermosura, e la riqueza, pasan mas de ligero. Onde el Rey que assi non lo catasse, erraria en si mismo, e en su linaje, que son dos yerros, de que se deue mucho guardar todo rey.

2.6.2

¶ Ley .II. Como el rey deue amar, e honrrar, e guardar a su muger.

AMar deue el Rey, a la Reyna su muger, por tres razones. La primera, porque el ella por casamiento segund nuestra ley son como vna cosa, de manera que se non pueden partir, si non por muerte, o por otras cosas ciertas, segund manda santa iglesia. La segunda, porque ella solamente, deue ser segund derecho, su com- pañera en los sabores, e en los placeres. Otrosi ella ha de ser, su aparcera en los pesares, e en los cuidados. La tercera, porque el linaje que della ha, o espera auer, que finque en su lugar despues de su muerte. Honrrarla deue otrosi por tres razones. La primera, porque pues ella es vna cosa con el, quanto mas honrrada fuere, tanto es el mas honrrado por ella. La segunda, porque quanto mas la honrrare, tanto aura ella mayor razon de querer siempre su bien, e su honrra. La tercera, porque seyendo ella honrrada, seran los fijos que della ouiere mas honrrados, e mas nobles. E otrosi la deue guardar por tres razones. La primera, porque non deue auer mas de a ella, segund ley, e por ende la deue guardar, que la aya a su pro, e que la non pierda. La segunda razon, porque deue ser guardad es, que non diga nin faga contra ella, nin dexe fazer a otro ninguna cosa, que se sin razon, ni otrosi de carrera a ella porque lo faga. La tercera razon, porque deue ser mucho guardada es, porque los fijos que della salieren sean mas ciertos. Onde el rey que desta guisa honrrare, e amare, e guardare a su muger, sera el amado, e honrrado, e guardado della, e dara ende buen enxemplo a todos los de su tierra. Mas para fazer estas cosas, bien e cumplidamente, ha menester, que le de tal compañia de omes, e de mugeres, que amen e teman a dios, e sepan guardar la honrra del, e della. Ca naturalmente, non puede ser que non aprenda ome mucho de aquellos con quien biue cotidianamente. E por esto dixo Caton el sabio En castigando su fijo, si quieres aprender bien aue vida con los buenos. E esso mismo dixo el rey Salomon, en manera de castigo, que el que ouiesse sabor de fazer bien que se acompañasse con los buenos e se arredrasse de los malos. Ca el que su compañia sigue non puede ser que non ome de sus costumbres bien assi como el que tañe la pez reglada, que por fuerça se ha de manzillar della.


Transcripción: Isabel Acero Durántez
Codificación XML / HTML y revisión: José Manuel Fradejas Rueda


CITA

Acero Durántez, Isabel (2019), «López 1555. 2.6.», en José Manuel Fradejas Rueda (ed.) 7PartidasDigital, https://7partidas.hypotheses.org/4900 [fecha de acceso]


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.