López 1555. 4.2

4.2.0

¶ Titulo .II. El qual fabla de los casamientos.

CAsamiento establecio nuestro Señor Dios, de ome, e de muger en el parayso, por las razones, que diximos en el comienço desta partida. Pero los santos padres muestran otras, spiritualmente, porque tienen que lo fizo. La primera fue, para cumplir la dezena, orden de los angeles, que menguaron, quando cayeron del cielo por su soberuia. La segunda, por desuiar, pecado de luxuria, lo que puede fazer el casado: mas que otro ome, queriendo biuir derechamente. La tercera es por auer mayor amor a sus fijos, seyendo cierto dellos, que son suyos La quarta, por desuiar contiendas, e homezillos, e souerbias, e fuerças, e otras cosas muy tortizeras, que nascerian por razon de las mugeres, si casamiento non fuesse. Onde pues que en el titulo ante deste, fablamos de los desposorios: queremos en este dezir, de los casamientos, a que dizen en latin, matrimonios. E mostrar primeramente que cosa es. E onde tomo este nome, e que prouiene del, e en que lugar fue establescido, e quando, e por que palabras, e por que razones, e en que manera se deue fazer, e quales pueden casar, e que fuerça ha el casamiento, e que cosas embargan el casamiento, o lo desfazen maguer sea fecho.

4.2.1

¶ Ley .I. que cosa es matrimonio.

MAtrimonio es ayuntamiento de marido, e de muger, fecho con tal entencion de beuir siempre en vno, e de non se departir guardando lealtad cada vno dellos al otro, e non se ayuntando el varon, a otra muger, nin ella, o otro varon biuiendo ambos a dos. Pero si el matrimonio fuesse fecho por palabras de presente, segun dize en el titulo ante deste, que fabla de las desposajas, comoquier que de suso dize en esta ley, que siempre deuen biuir en vno: razon ay, porque non seria assi. Ca si algun dellos quisiesse entrar en orden, ante que se ayuntassen carnalmente, poderlo y a fazer, maguer el otro contradixiesse: e despues que fuesse este atal entrado en orden, e ouiesse fecho profession, puede el otro casar, si quisiere Mas si el matrimonio fuesse acabado, ayuntandose carnalmente, non podria ninguno dellos entrar en orden, contradiziendolo el otro.

4.2.2

¶ Ley .II. Onde tomo este nome matrimonio: e por que razon llaman assi al casamiento, e non patrimonio.

MAtris & munium, son palabras de latin, de que tomo nome matrimonio, que quier dezir tanto en romance, como officio de madre. E la razon por que llaman matrimonio el casamiento, e non patrimonio, es esta. Porque la madre sufre mayores trabajos con los fijos, que el padre. Ca comoquier que el padre los engendra, la madre sufre muy grand embargo, con ellos, demientra que los trae, e sufre muy grandes dolores quando han de nascer, e despues que son nascidos, ha muy grand trabajo en criar a ellos mismos por si. E demas desto, porque los fijos mientra son pequeños, mayor menester han de la ayuda de la madre que del padre. E por todas estas razones sobredichas, que caben a la madre de fazer, e non al padre: por ende es llamado matrimonio, e non patrimonio.

4.2.3

¶ Ley .III. que prouiene del casamiento: e quantos bienes son del.

PRo muy grande, e muchos bienes nascen del casamiento, segund es dicho en el prologo desta quarta partida. E avn sin aquellos, señaladamente se leuantan ende tres cosas, fe, e linaje, e sacramento. E esta fe, es, lealtad, que deuen guardar el vno al otro, la muger non auiendo que ver con otro, nin el marido con otra. E el otro bien del linaje es, de fazer fijos para crescer derechamente el linaje de los omes, e con tal entencion, deuen todos casar, tanbien los que non pueden auer fijos, como los que los han. E el otro bien del sacramento es, que nunca se deuen partir en su vida. e pues dios los ayunto, non es derecho que ome los departa. E de mas, cresce el amor entre el marido, e la muger, pues que saben, que non se han de departir: e son mas ciertos de sus fijos: e amanlos mas por ende. Pero con todo esto, bien se podrian departir, si alguno dellos fiziesse pecado de adulterio: o entrasse en orden con otorgamiento del otro, despues que se ouiessen ayuntado carnalmente. E comoquier, que se departen, para non biuir en vno, por alguna destas maneras, non se departe por esso el matrimonio.

4.2.4

¶ Ley .IIII. En que logar fue establescido el matrimonio, & quando, & por que palabras, & por que razones.

PArayso terrenal, es logar o fue primeramente establescido el casamiento: e fue fecho ante que Adan pecasse segund dize la primera ley deste titulo. E segund muestran los santos padres, si se ouiessen guardado de pecar, fizieran los omes e las mugeres fijos sin deleyte, e sin cobdicia de la carne. E las palabras por que se fizo el casamiento, son aquellas que dixo Adam quando vio a eua su muger: segund dize en el titulo de las desposajas, que los huessos, e la carne della que fueran del. E que serian ambos como vna carne. Ca non se fizo por las palabras, que algunos cuydaron, quando bendixo nuestro señor a Adan e a eua. E les dixo creced, e amuchiguadvos, e henchid la tierra. Ca estas palabras non fueron si non de bendicion: e demas las otras por que se faze el casamiento eran ya dichas primeramente. E las razones por que el casamiento fue establescido, mayormente, son dos. La vna, para fazer fijos, e acrescer el linaje de los omes, e por esto, establescio nuestro señor Dios, el casamiento en el parayso primeramente: segund que es sobredicho. La otra, para guardarse los omes de pecado de fornicio: e esta establescio sant Pablo, por gracia de spiritu santo: segund dize en la primera ley deste titulo. E comoquier, que por otras razones, se mueuen los omes a fazer casamiento: assi como por toller enemistad entre los linajes: o por fermosura de las mugeres, o por las riquezas que han: o porque son de grand linaje: pero señaladamente fue establescido, e se deue fazer, por las dos razones sobredichas, segund dios, e segund ley.

4.2.5

¶ Ley .V. En que manera se deue fazer el casamiento.

COnsentimiento solo, con voluntad de casar, faze matrimonio, entre el varon, e la muger. E esto es, por esta razon, porque maguer sean dichas las palabras, segund deuen, para el casamiento, si la voluntad de aquellos, que las dizen, non consiente con las palabras: non vale el matrimonio, quanto para ser verdadero: comoquier que la eglesia judgaria que valiesse, si fuessen las palabras prouadas, por razon, que fueran dichas, en la manera, que se faze el casamiento, por ellas: non se prouando, que las palabras fueran dichas, en otra manera, que por voluntad de casar, assi como si fuessen dichas por juego, o por mostrar por que palabras se puede fazer el casamiento. Pero razon y a, en que se podria fazer el matrimonio, sin palabras, tan solamente por el consentimiento. Esto seria, como si alguno casasse: que fuesse mudo, ca maguer que por palabras no pudiesse fazer el casamiento, poderlo y a fazer por señales, e por consentimiento. Ca tanto fazen las señales, que demuestran el consentimiento entre los mudos, como las palabras, entre aquellos que pueden fablar. Esso mismo seria, en los sordos, que non oyen ninguna cosa, E maguer, que de suso dezia en esta ley, que el matrimonio, se faze tan solamente, por el consentimiento, si aquellos: que lo fazen, pueden fablar, conuiene que lo fagan por palabras, porque se pueda prouar, si menester fuere. E puedese fazer el matrimonio, por aquellos mismos que casan, o por sus parientes, o por mensajeros de sus casas, o por otros estraños, que lo fagan con mandado dellos, E deuese fazer manifiestamente, porque se puedo [sic] prouar, e non encubierto.

4.2.6

¶ Ley .VI. quales pueden casar en vno, & quales non.

CAsar pueden, todos aquellos, que han entendimiento sano, para consentir el casamiento, e que sean tales que non ayan embargo, que les tuelga de yazer con las mugeres, fueras aquellos, a quien defiende el derecho, señaladamente, que non pueden casar. E maguer los moços, e las moças que non sean de hedad, digan aquellas palabras, porque se faze el matrimonio, porque non han entendimiento para consentir, non valdria este casamiento, que entre atales es fecho. Otrosi, el que fuesse castrado, o que le menguassen aquellos miembros, que son menester para engendrar, maguer aya entendimiento para consentir, non valdria este casamiento que fiziesse: porque non se podria ayuntar, con su muger carnalmente, para fazer fijos. Otrosi, el que fuesse loco, o loca, de manera, que nunca perdiesse la locura non puede consentir, para fazer casamiento, maguer dixesse aquellas palabras, por que se faze el matrimonio. Pero si alguno fuesse loco a las vezes e despues tornasse en su acuerdo, si en aquella sazon que fuesse en su memoria consintiesse en el casamiento, valdria

4.2.7

¶ Ley .VII. que fuerça ha el casamiento.

LIgamiento, e fortaleza grande, ha el casamiento en si, de manera que despues que es fecho entre algunos como deue non se puede desatar que matrimonio non sea. Maguer que alguno dellos se faga hereje, o judio, o moro, o fiziesse adulterio. E comoquier questa fortaleza aya el casamiento, departir se puede por juyzio de santa eglesia, por qualquier destas cosas sobredichas, para non beuir en vno, nin se ayuntar carnalmente, segun dize en el titulo de los clerigos, en la ley que comiença, otorgandose algunos. Mas si alguno de los que fuessen casados cegasse, o se fiziesse sordo o contrecho, o perdiesse sus miembros por dolores, o por enfermedad, o por otra manera qualquier, por ninguna destas cosas, nin aunque se fiziesse gafo, non deue el vno desamparar al otro, por guardar la fe, e la lealtad, que se prometieron en el casamiento, ante deuen beuir, todos en vno, e seruir el sano al otro, e proueerle de las cosas, que menester le fizieren, segund su poder, Pero lo que dize de suso del gafo entiendese desta manera: que el que fincare sano dellos, si rescibiere grand enojo del otro, puede apartar su camara, e su lecho del: para non estar, nin yazer continuamente, con el. Mas deuel seruir en las otras cosas, e ayuntarse a el para complir su debdo, quando lo demandare, fueras ende si aquel que engafeciesse, ouiesse de beuir comunalmente, en vna casa, con los otros gafos, de guisa que non ouiessen camaras apartadas, Ca estonce el que fuesse sano, non seria tenudo, demorar con el en tal lugar, comoquier que de fuera sea tenudo de seruirlo segun que es sobredicho. E si ouiessen fijos de consuno, deuen beuir con el sano, e non con el otro, porque no sean ocasionados de aquella malatya. Otrosi, seyendo allegados en vno carnalmente el marido, e la muger, non ha poder ninguno dellos en su cuerpo, para entrar en orden, o fazer otro voto, nin para guardar castidad, sin voluntad del otro, ante ha poder el marido, en el cuerpo de la muger, e ella en el de su marido, quanto en estas cosas, E avn puede apremiar la eglesia, a qualquier de los que fuessen casados en vno, si alguno dellos se querellasse del otro, que non quiere yazer con el: ca por tal razon, deue la eglesia apremiar que lo faga, maguer nunca, fuessen ayuntados en vno, e non deue dexar de lo fazer, maguer algunos dellos ouiessen yazido con pariente, o con parienta del otro, despues, que fuessen casados. E avn ha otra fuerça el casamiento, que maguer que son casados, se deuen guardar, de se ayuntar en los dias de las grandes fiestas, e otrosi, en los del ayuno, con todo esto si alguno dellos, demandare al otro, que yagan en vno estos dias, non gelo deue contrallar, antes es tenudo de complir su voluntad. E avn ha otra fuerça el casamiento, segun las leyes antiguas, que maguer la muger fuesse de vil linaje, si casare con Rey, deuenla llamar Reyna, e si con conde condessa: E avn despues que fuere muerto su marido la llamaran assi, si non casare con otro de menor guisa. Ca las honrras e las dignidades de los maridos: han las mugeres, por razon dellos: E sobre todas las otras honrras que las leyes otorgan a las mugeres por razon dellos: esta es la mayor: que los fijos que nascen dellos: biuiendo de consuno con sus maridos: que son tenidos ciertamente por fijos dellos: e deuen heredar sus bienes. Et por esso los deuen honrrar e amar, e guardar, sobre todas las cosas del mundo, e ellos otrosi a ellas.

4.2.8

¶ Ley .VIII. De los que son casados e se acusan vno a otro por pecado de adulterio, en que manera el que acusare, deue complir o non, la voluntad del acusado, mientra que durare el pleyto.

ACusando de adulterio, para departirse en vida, alguno de los que son casados al otro, assi como la muger al marido, o el marido a la muger, si entre tanto, que durare el pleyto, de la acusança, demandare el acusado, al otro, que yaga con el deuelo fazer, si el adulterio non fuesse manifiesto, ca non le deue toller su derecho, ante que sea vencido, por juyzio. Mas si el adulterio fuesse conoscido, non deue yazer con aquel que es acusado, maguer lo el demande, fueras ende si el mismo ouiesse caydo en esse mismo pecado, de adulterio: Ca en tal manera deuel complir su voluntad, pues que egualmente pecaron, porque el pecado de cada vno dellos, embarga a ssi mismo, de manera que non puede acusar, al otro. Ca mucho seria desaguisada cosa del marido, quitarse de su muger, por pecado de adulterio, si prouassen a el, que auia fecho esse mismo yerro,

4.2.9

¶ Ley .IX. Por que razon escuso el casamiento al ome de non pecar quando yaze con su muger.

EScusança, ha el marido, e la muger a las vezes de non pecar, quando yazen en vno. E por que se mueuen a esto fazer, por quatro razones, e por algunas dellas caen en pecado,e por algunas non. departiolo sancta eglesia en esta manera, que quando se ayuntan el marido, e la muger con intencion de auer fijos, non caen en pecado, ninguno, ca ante fazen lo que deuen, segund Dios manda. E la otra es, quando se ayuntan el vno dellos al otro, non porque lo aya de voluntad de lo fazer: mas porque el otro lo demanda, en esta manera otrosi, non ha pecado ninguno. La tercera razon es, quando le vence la carne, e ha sabor de lo fazer: e tiene por mejor de se allegar a aquel con quien es casado, que de fazer fornicio, a otra parte: e en esto faze pecado venial, porque se mouio a fazerlo con cobdicia mas de la carne, que non por fazer fijos. La .iiij. razon es, quando se trabajasse el varon por su maldad, porque lo pueda mas fazer, comiendo letuarios calientes, o faziendo otras cosas, en esta manera peca mortalmente, Ca muy desaguisada cosa faze, el que vsa de su muger tan locamente, como faria de otra mala, trabajandose de fazer lo que la natura non le da.

4.2.10

Ley .X. Que cosas embargan al casamiento.

QVinze cosas son, por que se embarga el casamiento, que non se faga. La primera es, quando acaesciere yerro en las personas, de aquellos, que casan, cuydando el varon, que le dan vna muger, e danle otra, en logar de aquella. Esto mismo seria, si la muger cuydasse casar con vn ome, e casase con otro, ca qualquier dellos que errasse desta guisa, non consenteria en el otro: por ende non deue valer el casamiento, e si fuesse fecho, puedese desfazer fueras ende: si nueuamete [sic] consentiesse en el despues que lo conosciesse. Esto se deue entender, desta manera, si la muger cuydasse casar con vn ome de que ouiesse auido alguna conoscencia por vista, o por fama o por oydo, e viniesse otro, e cuydasse que era aquel, e casasse con ella, Mas si ninguna destas cosas, e conoscencias non ouiesse la muger con el varon, e viniesse vno en nome de otro, e casasse con esta, por tal yerro como este, non se desfaze el casamiento, porque la muger non yerra en el otro, de que non auia conoscencia ninguna, mas yerra en este que vee ante si. E tal yerro como este, non es de la persona porque la vee, mas es de otra cosa: que es llamada en latin error de calidad, o de fortuna como si dixesse quera fijo de Rey o de otro ome noble, e non fuesse assi, o si dixesse que era rico, e fuesse pobre. Esso mismo seria que valdria el casamiento, si alguno casasse con muger, que dixesse que era virgen, maguer non lo fuesse.

4.2.11

¶ Ley .XI. De la condicion que es llamada seruil e del voto solenne, porque se embargan los casamientos.

SEruil condicion es, la segunda cosa por que le embarga el casamiento. Onde si algun ome que fuesse libre casasse con muger sierua o muger sierua con ome libre, non sabiendo que lo era, tal casamiento non valdria, fueras ende, si el libre, consentiesse en el otro de palabra, o de fecho, despues que lo sopiesse, otorgando el casamiento, o ayuntandose a el carnalmente. Mas si tal casamiento como este fuesse fecho, sabiendo el libre, que el otro era sieruo, ante que lo fiziesse: valdria el matrimonio, e non se podria por esta razon desfazer. La tercera cosa que embarga el casamiento es, voto solenne que alguno prometiesse para entrar en religion, segun dize en el titulo de los religiosos, en la ley que comiença, solenne. Ca tal voto como este, embarga el casamiento, que se non faga, e si fuere fecho, deuenlo desfazer. Mas si el voto es simple, segun dize en la ley, de que fezimos emiente en esta, comoquier que embarga el casamiento que non vala, non lo deuen desfazer, despues que fuere fecho.

4.2.12

¶ Ley .XII. Del parentesco carnal e spiritual e de la cuñadia que embarga e desfaze los casamientos.

PArentesco, e cuñadia, fasta el quarto grado, es la quarta cosa, que embarga el casamiento que se non faga: e si fuere fecho deuenlo desfazer. Otrosi el parentesco spiritual: que es entre los compadres, e los padrinos, con sus afijados, embarga el casamiento, ante que lo fagan, e si es fecho deuenlo desfazer. Ca el compadre, non deue casar con su comadre, nin el padrino con su afijado: nin el afijado o el afijada con el fijo, nin con la fija de su padrino, o de su madrina: ca son hermanos spirituales. Otrosi porfijando algun ome alguna muger, non deue casar con ella, nin ninguno de sus fijos, mientra que durasse el profijamiento. Esso mismo seria, si alguna muger profijasse a algun ome.

4.2.13

¶ Ley .XIII. de los que fazen pecado de incesto que non deuen casar.

FEos pecados e desaguisados, fazen los omes muchas vegadas, de manera que se embargan los casamientos por ellos. E esta es la .v. cosa que tuelle a los omes que non deuen casar. E porque los omes se pudiessen guardar de fazer estos pecados, touo por bien la santa eglesia, de mostrar quales son. El vno dellos es, vn pecado que llaman en Latin incestus, que quier tanto dezir, como pecado que ome faze yaziendo a sabiendas con su parienta, o con parienta de su muger, o de otra, con quien ouiesse yazido fasta el quarto grado: o si yoguiesse alguno con su madrastra, o con madre, o fija: o con su cuñada, o con su nuera, o si alguno yoguiesse con muger de orden, o con su afijada, o con su comadre. E esso mismo seria, de las mugeres que yoguiessen con tales omes, con quien ouiessen debdo. en algunas de las maneras sobredichas: que qualquier destos sobredichos, que fiziessen tal pecado, non deuen casar: pero si casasse, comoquier que non lo deuia fazer: valdria el casamiento, E maguer que de suso dize, que los que fazen pecado de incesto, que non deuian casar: si lo algunos fiziessen que fuessen tan mancebos que non pudiessen mantener castidad, puedeles la eglesia otorgar que casen, E qualquier de los sobredichos, que fiziessen tal pecado, maguer fuesse casado, non se deue ayuntar a su muger, sinon en aquellas sazones que ella lo demandare, e avn despues que ella muriesse, non deue casar, si non fuere tan mancebo que non pueda guardar castidad. pero si casare valdra el casamiento.

4.2.14

¶ Ley .XIIII. Que pecados embargan los omes que non deuen casar.

MAtan a las vegadas, algunos omes a sus mugeres sin razon, e sin derecho. E porque santa eglesia entendio, que este pecado era muy grande: por esso defendio, que el que lo assi fiziesse, que non podiesse casar. Otrosi, el que lleuasse esposa por fuerça de otro, si yoguiesse con ella, non deue casar, Esso mismo seria, del que sacasse su fijo de pila, maliciosamente, quando lo batean, con entencion quel partiessen de su muger, porque non ouiesse con ella que veer. Otro tal seria, del que matasse clerigo missacantano: o el que fiziesse penitencia solenne, segund dize en el titulo de los sacramentos, en la ley que comiença, escriuieron los santos. E comoquier que ninguno destos sobredichos non deuen casar, si fueren tan mancebos de manera que non podrian mantener castidad deueles otorgar la eglesia que casen. Pero si casassen sin otorgamiento della, valdria el casamiento: segund dize en la ley ante desta.

4.2.15

¶ Ley .XV. En que manera desuariamiento de ley, o fuerça auiendo, se embargan los casamientos que se non fagan.

DEsuariamiento de ley, es la sesta cosa que embarga el casamiento. Ca ningun christiano deue casar con judia, nin con mora, nin con hereja, nin con otra muger, que non touiesse la ley de los Christianos: e si casasse non valdria el casamiento. Pero el Christiano desposarse puede con muger que non sea de su ley, sobre tal pleyto que se torne ella Christiana, ante que se cumpla el casamiento, e si non se tornare ella Christiana, non valdrian las desposajas. La setena cosa que embarga el casamiento que se non faga, es fuerça o miedo. La fuerça se deue entender desta manera, quando alguno aduzen contra su voluntad, o le prenden, o ligan: e le fazen otorgar el casamiento. E otrosi el miedo se entiende, quando es fecho en tal manera que todo ome, maguer fuesse de grand coraçon, se temiesse del: como si viesse armas, o otras cosas, con quel quisiessen ferir o matar, o le quisiessen dar algunas penas: o si alguno que ouiesse seydo sieruo seyendo ya libre, lo amenazassen, quel tornarien en seruidumbre, E esto seria, como si alguno que touiesse la carta de su libertad le dixesse que la quemaria, o que romperia, si non fiziesse aquel casamiento, o si fuesse manceba virgen, e la amenazassen que yazerian con ella, si non otorgasse aquel matrimonio. E non tan solamente embargan el casamiento, que se non faga, todas estas cosas sobredichas: mas si fuere fecho, se puede departir por qualquier dellas: fueras ende, si despues le pluguiesse, del casamiento, a aquel que ouiesse recebido la fuerça, o el miedo, e lo otorgasse,

4.2.16

¶ Ley .XVI. Quales ordenes embargan e desatan los casamientos.

NVeue grados de orden ha en santa eglesia, segun dize en el titulo de los clerigos. E destos los tres mayores, embargan el casamiento. Onde qual clerigo quier que fuesse ordenado de alguno de los tres mayores ordenes assi como de subdiacono, o de diacono, o de preste, non deue casar, e otrosi, si casare, deue ser desfecho el casamiento. E esta es la .viij. cosa que embarga el casamiento, que se non faga e si fuere fecho deuenle desfazer. La .ix. cosa es, quando alguno es legado, por mal fecho que le fizieron, de manera, que non puede yazer con muger. Pero esto se entiende, si auia ya el embargo ante que se desposasse con ella, por palabras de presente Mas si despues, que el casamiento fuesse fecho, viniesse este embargo, o otro de enfermedad, o de qualquier manera, non se desfaria el matrimonio por el fueras ende si fiziesse fornicio spiritual, o corporal. E spiritual seria, si se tornasse hereje, o de otra ley, e corporal, si yoguiesse con otra muger, si non con la suya, o ella con otro ome, si non con su marido

4.2.17

¶ Ley .XVII. Que embargos estoruan, e defienden el casamiento.

PVblice, honestatis iustitia, tanto quier dezir en romance, como derecho que deue ser guardado por honestidad de santa eglesia e del pueblo. E esta es la dezena cosa, que embarga el casamiento que se non faga, e si fuere fecho desfazerlo. E cuñadia, fasta el quarto grado, es la onzena cosa, que embarga el casamiento: e lo desfaze, si fuere fecho, segun dize en el titulo de las desposajas, La .xij. cosa que embarga el casamiento, e lo desfaze si es fecho, es quando el ome ha tan fria natura que non puede yazer con la muger. La .xiij. cosa que embarga el casamiento, e le desfaze, es quando alguno se casasse, seyendo loco, segund dize en este titulo, en la ley que comiença, casar pueden. La .xiiij. cosa que embarga el matrimonio, e lo desfaze, es quando aquellos que casan, non son de hedad, nin han entendimiento, para consentir, el vno en el otro, nin son guisados en miembros, nin en cuerpos, para yuntarse carnalmente.

4.2.18

¶ Ley .XVIII. Como non deuan casar contra defendimiento de santa Eglesia, nin en tiempo de las ferias.

DEuiedo de santa Eglesia, es la quinzena cosa, que embarga los casamientos. E seria como si algunos quisiessen casar, e dixessen otros contra ellos, que eran parientes, o cuñados: o que alguno dellos era desposado en otro logar: o poniendoles otro embargo derecho delante, porque non deuien casar, e la Eglesia les defendiesse por alguno destas razones, que non casassen, fasta que sopiessen cierto, si era el embargo atal, porque non deuiessen fazer el casamiento, sobre tal defendimiento, non se deuen casar. E si lo fizieren, si el embargo fuere atal, porque non deue ser desfecho el matrimonio, por ende, deuenles dexar en vno, e non los deuen departir, para toda via: mas para tiempo señalado si lo touiere su perlado por bien en que fagan penitencia del yerro que fizieron, porque se casaron contra defendimiento de santa Eglesia. Otrosi el tiempo de las ferias, embarga el casamiento, en algunas cosas: de manera, que non deuen velar los nouios en ellas, nin meter la nouia en poder de su marido, par yazer con ella. Pero si algunos contra esto fiziessen, non los deuen departir por ende: fueras en la manera que dize de suso en esta ley. Mas si non los quisiessen departir, deuen fazer penitencia, porque lo fizieron en tiempo que non deuien. E comoquier que estas cosas non deuen fazer en los dias feriales, bien pueden fazer desposajas en ellos, e matrimonio, por palabras de presente. E las ferias, en que deuen estas cosas guardar, son estas: desde el domingo primero del auiento, fasta en las ochauas de la epifania. E desde el domingo de la septuagessima, fasta las ochauas passadas de pascua mayor. E desde el lunes de las ledanias, que es ante de la acension, fasta las ochauas de cinquesma, que se acaban en el sabado.

4.2.19

¶ Ley .XIX. De los que fazen adulterio con las mugeres casadas, si pueden casar con ellas, despues que mueren sus maridos o non.

ENemiga, e muy grand peccado, fazen todos aquellos, que yazen con las mugeres casadas: e este peccado atal es llamado adulterio. E comoquier que esto sea muy grand yerro, si acaesciesse, que se muera el marido, de aquella que fizo el adulterio, bien podria despues casar con ella, aquel con quien lo fizo, non auiendo otra muger: fueras ende por tres razones. La primera es, si qualquier dellos matasse o fiziesse matar, o fuesse en consejo de la muerte del otro marido, o de la muger, con entencion que casassen despues en vno. La segunda si aquel que yaze con ella le iurasse, y le prometiesse que casaria con ella despues que fuesse muerto su marido. La tercera si alguno yoguiesse con muger agena e se casasse con ella, seyendo biuo el marido: ca maguer se muriesse el marido della: non valdria el casamiento, que ante ouiesse fecho. Esso mismo seria de la muger, que fiziesse adulterio, con ome casado en alguna destas tres maneras sobredichas. E maguer que quesiessen beuir en vno, los que se casassen en alguna de las maneras de suso dichas, deuelos la Eglesia departir: fueras ende, si alguno dellos non sopiesse que era casado el otro, quando se caso con el. Ca estonce en escogencia es de aquel, que lo non sabe de fincar con el otro, o departirse del, e casar a otra parte.


Transcripción: Álvaro Cuéllar González
Codificación XML / HTML y revisión: José Manuel Fradejas Rueda


CITA

Cuéllar González, Álvaro (2020), «López 1555. 4.3», en José Manuel Fradejas Rueda (ed.) 7PartidasDigital, https://7partidas.hypotheses.org/7988 [fecha de acceso]


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.