signaturas

Muchos manuscritos conservan las signaturas con las que los copistas se aseguraron la correcta ordenación de los bifolios de cada cuaderno y de los cuadernos mismos dentro del códice.

Signaturas y signatura a registro Basado en Vocabulaire codicologique de D. Muzerelle

Esta indicación puede ser una letra, un número o una combinación de ambos (signatura a registro). Si se conserva, suele ser en la parte inferior derecha de los folios que constituyen la primera mitad del cuaderno, aunque no faltan ejemplos en los que pueden aparecer en otras posiciones dentro del folio. Si el cuaderno es un cuaternión, la secuencia aparecerá en los cuatro primeros folios del cuaderno; si es un senión, lo hará en los seis primeros.

BNE, MSS/8721, fols. 55v-56r (en realidad serían 69v-70r) En el ángulo inferior derecho está la signatura a registro a

BNE, VITR/4/6 (MM0), fol. 85r. Encima de la marca de agua de la BNE se halla la signatura a registro j y. Primer folio del cuaderno y

En los impresos también se encuentra este sistema de ordenación, incluso cuando ya se ha establecido como norma la foliación de los impresos. Como en los manuscritos, esta notación aparece en la parte inferior del folio, como se puede ver, por ejemplo, en la edición de las Siete Partidas que Gregorio López publicó en 1555.

Signatura a registro (tercer bifolio del cuaderno B) en el primer tomo (fol. 9r) de las Siete Partidas según la edición de Gregorio López. También indica de qué tomo (Partida .j.) es el cuaderno

Estas indicaciones secuenciales se codifican con la etiqueta fw y el atributo @type cuyo literal es signatura. Por lo tanto, los tres casos anteriores se deben codificar de la siguiente manera:

<fw type=“signatura/>a</fw>

<fw type=“signatura/>i y</fw>

y

<fw type=“signatura/>Partida .j. B iij</fw>

Debe ser la última línea del folio e ir inmediatamente antes de la indicación del nuevo folio.


Abreviaturas

Las abreviaturas, tanto de manuscritos como de impresos, se desarrollan y se marcan con la etiqueta ex.

Palabras abreviadas. Tomadas de VA1

q<ex>ue</ex> me<ex>n</ex>guassen com<ex>m</ex>o
t<ex>er</ex>minos sen<ex>n</ex>or
deuie<ex>n</ex> ot<ex>r</ex>os
p<ex>er</ex>tenesciessen q<ex>u</ex>ien
derech<ex>o</ex> q<ex>u</ex>anto
derech<ex>o</ex> x<ex>rist<ex>ianos
h<ex>er</ex>ederos ot<ex>r</ex>as

En el sistema XML-TEI pueden utilizarse formas más complejas para la codificación de las abreviaturas (véase), pero hemos preferido mantenerla de la manera más sencilla posible.

Las cinco últimas palabras de la segunda columna son palabras cuya marca de abreviación es una letra volada, no una sencilla lineta de supresión. En estos casos se considera que la letra volada no está abreviada y solo se desarrolla la letra o letras realmente omitidas en otrasquanto la marca abreviativa es la a volada, por lo que lo único que se ha de desarrollar son la r y la u; en quien y xristianos la marca abreviativa es la i por lo que se ha de desarrollar la u en el primer caso y la secuencia rist en el segundo. En el caso de otras la marca abreviadora es la o, por lo que lo que se ha de desarrollar es la r.


Iniciales

Raro es el testimonio de las Siete Partidas que no presente iniciales, también llamadas capitales, al comienzo de los prólogos, de las introducciones de los títulos o de las leyes de las que consta. En algunos son muy sencillas: meras mayúsculas,

Inicial de ley (6.3.22), BNE, MSS/12897, fol. 15r2

pero en otros son elaboradas iniciales ricamente adornadas, incluso con pan de oro.

Inicial de título en oro y con adornos marginales (2.9).
BNE, MSS/6725, fol. 25v

e incluso ligeramente escondidas dentro de las miniaturas, como sucede en BNE VITR/4/6.

Inicial H escondida en el marco de la miniatura. BNE, VITR/4/6, fol. 293r

La información relativa a la decoración se ofrece en las descripciones de cada uno de los testimonios, pero ha de indicarse en las transcripciones y codificaciones la presencia y tamaño de estas capitales e incluso de las miniaturas (BL, ms. Add. 20787) o los huecos que los copistas dejaron para ellas (RAH, ms. 9-5633).

En lo que respeta a las iniciales, por lo general hay tres posibilidades:

  1. capital dibujada
  2. hueco para dibujar la capital y letra de recuerdo o aviso
  3. hueco sin letra de aviso.

En cualquiera de los tres casos se utiliza el elemento hi para encerrar la letras correspondiente a la capital y la etiqueta se acompaña del atributo @rend, cuyo literal se construye con la secuencia init más un número que expresa la cantidad de líneas que abarca la capital.

En caso de que esté dibujada, no importa cuán elaborado sea el diseño; se codifica con

Capital de ley (1.1.8).
BNE VITR/4/6, fol. 8r

<hi rend=«init2»/>E</hi>

En caso de que no se haya dibujado, pero se conserve la letra de recuerdo o aviso, como en la imagen siguiente (apenas se ve), la codificación es la misma, solo que se añade una R tras el número

Hueco y letra de recuerdo en título (1.2).
BNE, VITR/4/6, fol. 8v

<hi rend=«init3R»/>D</hi>

En caso de haberse olvidado (o haber desaparecido ya que muchas veces las letras de recuerdo se situaban muy cerca de los bordes de la materia escriptoria o en los dobleces de los folios (MN1) y han podido desaparecer por la acción de los encuadernadores), se añade una H tras el número que indica las líneas y se ‛reconstruye’ la letra omitida sin ninguna marca ulterior, como puede apreciarse en el siguiente caso

Hueco para inicial de ley (7.12.1).
BNE, MSS/8721, fol. 29r

<hi rend=«init2H»/>T</hi>

Los impresos, por lo general, presentan la misma casuística que los manuscritos en los referente a la inicial. Puede estar impresa; puede existir el hueco para dibujarla a mano (es el caso de los incunables), y en este caso puede suceder que haya letra de aviso o no. Puede verse en estos tres ejemplos extraídos de un ejemplar del incunable de octubre de 1491

Inicial de título xilografiada.
BNE, INC/1119, fol. A4v

Letra de recuerdo o aviso.
BNE, INC/1119, fol. 3v

Hueco para capital.
BNE, INC/1119, fol. A6r

La capital de la primera ilustración del incunable se codifica del siguiente modo:

<hi rend=«init6»/>D</hi>

En los otros dos casos se añade la letra R o H tras el número. La codificación de la capital de las dos últimas imágenes es

<hi rend=«init11R»/>A</hi>

y

<hi rend=«init6H»/>P</hi>

Estas mismas normas de codificación se aplican a la edición de 1555, aunque en la edición de 1555 no existe la posibilidad de omisión de la capital y estas aparecen tanto a comienzo de título como de cada una de las leyes.

Inicial de título (1.2), ed. 1555, fol. 10v

Inicial de ley (1.2.1), edición de 1555, fol. 11r

La codificación de estos dos casos es la más normal y sencilla

<hi rend=«init5»/>E</hi>

<hi rend=«init5»/>V</hi>


Las imágenes proceden de los ejemplares disponibles en la Biblioteca Digital Hispana de la Biblioteca Nacional de España, salvo las de la edición de 1555, que están tomadas de la reproducción digital de la Faculdade de Letras da Universidade de Lisboa (RES196 a RES198).