Léxico

Las Siete Partidas es una amplísima obra constituida, según el texto de la edición incunable de octubre de 1491, por 772 851 palabras-token y 17 945 palabras-tipo pero que se reducen a cerca de 4 700 lemas mientras que la edición de Gregorio López, de 1555 y única con valor legal, está constituida por 765 269 palabras-token y 19 807 palabras-tipo (los lemas están por determinar)1. En el llamado Libro de las leyes (o según otros Primera partida según el manuscrito londinense, hay 153 661 palabras-token y 6 838 palabras-tipo (no sabemos cuántos lemas)). Es decir, tiene un riquísimo léxico que cubre campos muy diversos –la religión, la guerra, el comercio, etc.– vistos desde la perspectiva de la ley. Muchos términos hoy son desconocidos para la gran mayoría porque se refieren a realidades que han desaparecido; en otros casos son palabras que el español ha olvidado porque las ha sustituido por otras; en otros han pasado a designar otras realidades.

Además, el texto de las Siete Partidas se utilizó en dos grandes diccionarios españoles: el Tesoro de Covarrubias (Tejedo-Herrero 2012) y en el Diccionario de Autoridades para ejemplificar significados. En este último hemos localizado y extraído 599 menciones a las Siete Partidas.

El léxico de las Siete Partidas ha atraído la atención de numerosos investigadores como Carrasco Cantos (1981), Garcés Gómez (1986), Rubio Moreno (1989), Tejedo-Herrero (2005, 2010) o Van Scoy & Corfis (1986). Desafortunadamente, muchos trabajos han quedado sepultados en los archivos de varias universidades puesto que vieron la luz como tesinas y tesis doctorales y hoy son inaccesibles, como es el caso de las de Belluco (1970), Bertolli (1967), Bresciani (1966), Revilla (1970) o Telara (1967).

La verdad es que el léxico de las Siete Partidas fue objeto de compilaciones desde tiempos pasados como es el caso de Dictionarium que Pedro Núñez de Avendaño incluyó entre los fols. 167r208v de su Quadraginta responsa quibus quamplurimae leges regiae explicantur atque illustrantur, necnon novus ac diligens tractatus de secunda supplicatione cum poena & cautione (Salamanca: apud haeredes Ioannis a Canoua, 1576).

Porque los nombres fueron hallados para significar la propria naturaleza de las cosas y sus effectos, y muchas vezes en las leyes y prouisiones reales, priuilegios, y sentencias, contractos, y vltimas voluntades, se ponen palabras compendiosas, y de varias significaciones: por lo qual suele nascer dubda y ambiguedad en las dichas disposiciones, y algunos letrados van a buscar el verdadero entendimiento al derecho común de los Romanos, como quiera que los Castellanos deuen yr a lo saber de las leyes destos reynos, mayormente de las siete partidas, do esta la verdad de la justicia summada segun nuestra religion Christiana, pues los Christianisimos y muy Catholicos Reyes Castellanos las ordenaron, y mandaron guardar. Por lo qual considerando que la memoria de los hombres es deleznable, para ayudar algo a su flaqueza, paresciome por vtilidad comun hazer vn Dictionario de vocablos Castellanos, sin composicion de otros, allegando las leyes Reales do estan declarados: porque con ello se tome verdadero entendimiento, de la dubda que se offreciere. Sobre lo qual puse algunas digressiones, para entenderse vnas leyes por otras. Y tambien me moui a hazer esto, imitando graues doctores, que para el derecho comun lo compusieron: el qual tambien para mayor facilidad por las letras del, a, b, c. diuidi en la manera siguiente.

Ab intestato l. 1. tit. 13. partita 6. y segun esta se han de entender la l. .6. y .7. y .9. y .12. y .22. y .36. y .54. en las leyes de Toro, y la l. 1.. tit. 14. lib. 3 de las ordenanças Reales, y las otras [f. 167v] leyes, do se hallare esta palabra, ab intestato y sin testamento para la l. 1. tit. 8. lib 1.

En esta sección iremos construyendo, lentamente, un diccionario de las Siete Partidas. Por el momento solo ofreceremos la lista de los lemas de las palabras que constituyen el texto de las Siete Partidas. Las listas que ofreceremos se basan en el procesamiento automatizado de los textos según la edición incunable de 1491 (IOC) y la de Gregorio López de 1555 (LOP). Evidentemente, habrá fallos ya que el proceso de construcción ha sido automático, pero se irá corrigiendo según se progrese en la edición del texto. Un ejemplo claro de cómo quedará al final el léxico es el de la letra Z, la más breve de todo el diccionario.


actualizado el 2019.09.24: Añadida nota a pie de página.
actualizado el 2018.06.29: información sobre Núñez de Avendaño.
iniciado el 2017.02.12

notas

  1. Esta cifras están en constante revisión ya que las transcripciones que poseemos siguen en fase de corrección. []